red informativa de mujeres de argentina
INICIO Nosotras hipolita

.: Aborto/Despenalización
.: Abuso sexual infantil
.: Acciones
.: Anticoncepción Emergencia
.: Artes
.: Biblioteca Legal
.: Calendario
.: Colisteras
.: Columnas
.: Derechos
.: Derechos económicos, sociales y culturales
.: Derechos sexuales y reproductivos
.: Dossieres
.: Encuentros
.: Feminismos
.: Infancia y adolescencia
.: Libros
.: Links
.: Medios
.: Arrimadas
.: Opinión
.: Protagonistas
.: Salud
.: Safo piensa Lesbianas Feministas en Red
.: Sexualidades
.: Tráfico y trata de personas
.: Violencia contra la mujer

MAPA DEL SITIO

SUGERENCIAS

Asistencia

Mujeres a bordo

Suscribirse

<teresita> Lee los comentarios

Dejanos tu comentario


Mirá las primeras firmas
en nuestro archivo


 

 

Estadísticas:

Aborto
Despenalización en Argentina, estrategias, iniciativas legislativas

<<Volver a la sección Aborto

Campaña 'Yo aborté", adhesión

Quiero dar mi adhesión a esta campaña. Muchas compañeras han dado su testimonio mostrando como esta absurda y cruel realidad se repite a lo largo y ancho de nuestro país y de Latinoamérica. Otras todavía cargan con la culpa impuesta por una sociedad hipócrita que genera las llamadas "secuelas psíquicas" y optan por el silencio. Otras ni siquiera saben que existe una campaña por que desconocen sus más elementales derechos. Y está el silencio lacerante de las que pasaron a ser un número en las dudosas estadística de "mortalidad materna".
Personalmente no he tenido que pasar por la situación de abortar, pero fui testigo de situaciones dramáticas y desesperantes de mujeres que en soledad e indefensión han tenido que someterse a situaciones perversas e indignas de quienes hacen del aborto, un miserable negocio.
Todos los aspectos acerca de este tema, muestran la falta de respeto a los derechos humanos de las mujeres. En todos los niveles sociales desde las que pueden pagar un aborto (con personas calificadas y en un ambiente en condiciones óptimas), hasta aquellas que recurren a lo que pueden, todas atravesadas por la ilegalidad y la clandestinidad impuesta por una dictadura que niega nuestros derechos como personas.
Esta ilegalidad y clandestinidad son las causas de todos los aspectos negativos que entretejen una maraña de sufrimientos, angustias, muertes y negocios, colocándonos en el lugar de ciudadanas de segunda categoría, al negarnos el derecho a decidir sobre nuestro cuerpos.
En los lugares más carenciados y pobres "de eso no se habla" .Si bien está la transmisión de los métodos caseros, desde los más cruentos hasta los más inútiles y peligrosos, que hasta niños y niñas los conocen, quienes los transmiten lo hacen a manera de anécdota "una conocida de mi comadre...." o "una pariente de mi vecina....". Pero a la hora de recurrir a la práctica, las mujeres generalmente están solas. Resulta sumamente difícil que puedan dar testimonio. Sometidas a todo tipo de maltrato y víctimas de discursos culpabilizantes de los fundamentalismos que abundan en el lugar, después que todo pasó, no pasó.
Este silencio favorece las estrategias de sobrevivencia de las personas que sin ningún tipo de preparación lucran con el drama, en la más absoluta impunidad. Desde hace algún tiempo, se empezó a conocer los efectos abortivos de la marca comercial oxaprost, que tiene en su composición el misoprostol. La droga que dio en llamarse la RU 486 del subdesarrollo. La caja de 16 pastillas cuesta $136 lo que equivale a $8,50 cada pastilla. Sin embargo en estos lugares se revende el producto, sin dar a conocer el nombre, cada pastilla a $50 y en algunos casos cobrándose la colocación vaginal de la misma. De ahí en más, la suerte estará librada por quién será atendida en los hospitales públicos. A veces después de todo el trámite realizado, se retiene el feto con las consecuencias de posibles malformaciones.
También está el negocio de profesionales y personal policial que pasan a cobrar "la cometa". Pero por sobre todas las cosas, la perversidad de la que ya algunas compañeras dieron testimonio. Desde la práctica sin anestesia, hasta el abuso sexual antes o después de realizarse el aborto.
Hábitos de algunos que dicen llamarse profesionales Todo este siniestro paquete sin nombres, sin denuncias, sin castigos.

Liliana Pauluzzi, psicóloga.

Rosario, Santa Fe, Argentina.

 

© 2001-2005
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección que se detalla. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/aborto/lpauluzzi_adhesion.html
Fecha de publicación en RIMAweb: 22/02/05.