red informativa de mujeres de argentina
INICIO Nosotras hipolita

.: Aborto/Despenalización
.: Abuso sexual infantil
.: Acciones
.: Anticoncepción Emergencia
.: Artes
.: Biblioteca Legal
.: Calendario
.: Colisteras
.: Columnas
.: Derechos
.: Derechos económicos, sociales y culturales
.: Derechos sexuales y reproductivos
.: Dossieres
.: Encuentros
.: Feminismos
.: Infancia y adolescencia
.: Libros
.: Links
.: Medios
.: Arrimadas
.: Opinión
.: Protagonistas
.: Salud
.: Safo piensa Lesbianas Feministas en Red
.: Sexualidades
.: Tráfico y trata de personas
.: Violencia contra la mujer

MAPA DEL SITIO

SUGERENCIAS

Asistencia

Mujeres a bordo

Suscribirse

<teresita> Lee los comentarios

Dejanos tu comentario


Mirá las primeras firmas
en nuestro archivo


 

 

Artes


Entrevistas con escritores latinoamericanos

 

"Conversaciones americanas" de Reina Roffé

 

Doce escritores/as hablan de sus inspiraciones, influencias, comparten las historias personales que se entrelazan con sus creaciones literarias.

reina roffé

El martes 12 de febrero de 2002 se realizó en el Salón Bolívar de la Casa de América de Madrid, la presentación del libro de entrevistas "Conversaciones americanas" (editorial Páginas de Espuma) de la escritora argentina Reina Roffé.

Las autoras y los autores entrevistados son: Jorge Luis Borges, Manuel Mujica Lainez, Adolfo Bioy Casares, Mario Benedetti, Griselda Gambaro, Manuel Puig, Elena Poniatowska, Alfredo Bryce Echenique, Ricardo Piglia, Cristina Peri Rossi, Mempo Giardinelli y Angeles Mastretta.

Reina Roffé nació en Buenos Aires, en noviembre de 1951, y vive desde 1988 en España. Ha desarrollado una intensa labor en los campos de la literatura, el periodismo y la docencia. Entre sus obras destacan las novelas Llamado al Puf (1973, Premio Pondal Ríos al mejor libro de autor joven), Monte de Venus (1976, prohibida durante la Dictadura argentina), La rompiente (1987, Premio Internacional de Narración Breve) y El cielo dividido (1996), y los ensayos Espejo de escritores (1985) y Juan Rulfo: autobiografía armada (1992). Sus cuentos, traducidos algunos al inglés y al alemán, han sido recogidos en antologías de Europa y América. Ha recibido las becas Fulbright en 1981 y la Antorchas de Literatura en 1993. Actualmente, compagina la tarea periodística con la creación literaria.


ENTREVISTA CON REINA ROFFÉ

Enero/ febrero de 2002

 

por Gabriela De Cicco e Irene Ocampo

 

A raíz de la publicación del libro de entrevistas "Conversaciones americanas", nos pusimos en contacto con Reina Roffé para que ella nos cuente algunos detalles relacionados con este libro. En exclusiva para RIMA (Red informativa de mujeres de Argentina) les brindamos este reportaje con la escritora argentina.

Agradecemos a Reina que nos haya facilitado dos de las entrevistas, y que nos permita reproducir de manera exclusiva parte de las mismas. Ellas son:

"Libertad condicionada", entrevista con Griselda Gambaro

"Diferencias negociables", entrevista con Cristina Peri Rossi

 

(RIMA)-¿Cuándo comenzaste con las entrevistas que reúne tu libro "Conversaciones americanas"?

 

(Reina Roffé)-Las entrevistas que figuran en este libro abarcan un período de casi 25 años. Empecé a hacer periodismo siendo muy joven. Las más antiguas fueron realizadas en 1977; las más recientes, en 2001, y tuvieron lugar en distintas ciudades de Europa y América. A Borges y a Manuel Puig los entrevisté en Nueva York; a Bioy Casares y Mujica Lainez en Buenos Aires, a Cristina Peri Rossi en Sevilla, a los demás en Madrid.

 

R-¿Fueron editadas alguna vez, algunas de ellas?

 

R.R.-Algunas de ellas fueron publicadas por primera vez, y parcialmente, en medios minoritarios, de escasa difusión o en publicaciones que han desaparecido hace décadas, lo que les confiere un carácter en cierto modo inédito. Por otra parte, la idea de reunirlas y ordenarlas en un libro, ofreciendo la versión completa de cada conversación, ha tenido como objetivo recuperar para el lector un material disperso que, de otra manera, resultaría de difícil y complicado acceso. Por ejemplo, las entrevistas a Bioy Casares y Mujica Lainez (que son las más antiguas, las que hice en 1977) salieron en el semanario Siete Días; secciones de la de Manuel Puig se publicaron en el diario Tiempo Argentino en 1985 y en 1986. Otras aparecieron en medios españoles como la revista Cuadernos Hispanoamericanos.

 

R-¿Cuál fue la entrevista que más te apasionó hacer?

 

R.R.-A mí me gusta mucho hacer entrevistas, sobre todo a escritores/as, porque es un instrumento fascinante no sólo para obtener información, sino para que los entrevistados compongan breves biografías, retratos subjetivos de ellos mismos y de otros creadores. Por tanto, todas las entrevistas me suscitan gran interés, me inducen a leer o releer la obra de los autores/as con quienes voy a conversar y me ofrecen la posibilidad de presentar mis propias preocupaciones estéticas o mis interrogantes sobre algunos aspectos relacionados con la crítica literaria, con el acto de escribir. De las entrevistas (aún con aquellos escritores que pueden ser más parcos o reservados o con quienes no sentimos filiaciones literarias o éticas), una siempre extrae ciertos matices intelectuales, ciertas emociones, una idea de la literatura, la búsqueda de enigmas esenciales que nos conducen a repensar todo el sistema. Por eso, a la hora de encararlas, cada una de ellas me ha despertado el mismo o similar entusiasmo. Ahora bien, es cierto que para mí fue un gran privilegio haber tenido la oportunidad de entrevistar a Borges en varias ocasiones. Hoy en día es imposible hablar de literatura americana, incluso diría de la literatura universal, sin haber leído al autor de Ficciones.

 

R-¿Cuál fue la que más te costó llevar adelante?

 

R.R.-La del autor peruano Alfredo Bryce Echenique. Nos habíamos citado en la cafetería del hotel Suecia de Madrid a una hora en la que suponíamos habría poca gente y, efectivamente, cuando nos sentamos, no había nadie. Probé la grabadora, funcionaba. Precavida, como soy, había llevado pilas y cintas de repuesto, y, por las dudas, un cuaderno y lapiceras. Bryce tenía tiempo. Todo estaba en orden, yo me sentía reinar en el silencio que reinaba, y comenzamos a charlar. De pronto, llegaron unas cuatro o cinco personas. A excepción de nuestra mesa, todas las demás estaban desocupadas. Pero con ese espíritu gregario que en Madrid funciona de manera realmente temeraria, esas personas no vieron mejor opción que sentarse en la mesa de al lado. Uno de los hombres, advirtió la presencia de Bryce y vino a saludarlo. Era evidente que se conocían. Se dieron la mano, intercambiaron palabras de cortesía y ahí acabo la cosa -eso era lo que creía yo- y retomamos nuestra charla. Pero a los pocos minutos, el grupo colindante inició una de esas conversaciones en las que no se sabe a ciencia cierta si se trata de una conversación a gritos, de las que estamos acostumbrados, o de una discusión de las que van a terminar a golpes. Primero, pensé: están hablando animadamente, el carácter expresivo, apasionado del español... Después, cuando empezaron a decir palabrotas, dudé que fuera sólo una charla con nervio flamenco. A todo esto, Bryce Echenique seguía hablando con normalidad y en ningún momento demostró perturbación alguna, parecía ajeno a lo que allí sucedía. En cambio, yo me sentía cada vez más incómoda, subí el volumen de mi grabadora, porque no dejaba de pensar que, con ese ruido, clamor de fondo tan cercano, me iba a resultar muy difícil distinguir las palabras de Bryce de las otras, a esa altura incalificables, que provenían de la mesa de al lado. Preocupadísima de que se me fuera a chafar la entrevista, comencé a tomar nota de lo que decía Bryce, de lo que podía descifrar que decía Bryce, porque todo era mentar a la madre y tú no tienes ni puñetera idea... Pero, luego, como si nada hubiera pasado, estos caballeros se levantaron muy tranquilos y se fueron de la cafetería con risas y bromas de amigos queridísimos... Bien, después de varias semanas de intenso trabajo, de oír un montón de veces el mismo fragmento de la conversación, pude transcribirla y se la mandé a Bryce Echenique por e-mail. A los pocos días, recibí su respuesta: "Me alegra mucho que hayas logrado desgrabar nuestra entrevista sin mayores problemas, aunque imagino fácilmente que por ahí escucharías alguna de las mil cosas soeces que dijo aquel personaje que en Madrid un grupo de amigos conocemos como Adolfito, El Increíble".

 

R-¿Tenés algún o alguna entrevistador/a favorito/a?

 

R.R.-El primer nombre que viene a mi mente es el de María Esther Gilio. Sus entrevistas a Juan Carlos Onetti son excelentes.

 

R-¿En qué medio/s desarrollás tu tarea periodística actualmente?

 

R.R.-De vez en cuando publico algo en "Cultura y Nación" del diario Clarín, ya que Matilde Sánchez tuvo la generosidad de invitarme a colaborar en este suplemento. Y de manera más habitual en publicaciones españolas como la revista Cuadernos Hispanoamericanos.

 

 

© 2001-2005
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección que se detalla. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.
© Irene Ocampo, Gabriela De Cicco, 2002.
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina.
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/artes/entrevista_reina_roffe.html
Fecha de publicación en RIMAweb: 23 de febrero de 2002, en http://www.geocities.com/rima_web/entrevista_reina_roffe.html
Palabras clave: Reina Roffé, entrevistas, escritoras, Irene Ocampo, Gabriela De Cicco, mujeres escritoras, literatura latinoamericana, Griselda Gambaro, Cristina Peri Rossi, literatura argentina, Uruguay, exilio, Dictadura, teatro, Leopardi, Berlin, poesía, narrativa.