red informativa de mujeres de argentina
INICIO Nosotras hipolita

.: Aborto/Despenalización
.: Abuso sexual infantil
.: Acciones
.: Anticoncepción Emergencia
.: Artes
.: Biblioteca Legal
.: Calendario
.: Colisteras
.: Columnas
.: Derechos
.: Derechos económicos, sociales y culturales
.: Derechos sexuales y reproductivos
.: Dossieres
.: Encuentros
.: Feminismos
.: Infancia y adolescencia
.: Libros
.: Links
.: Medios
.: Arrimadas
.: Opinión
.: Protagonistas
.: Salud
.: Safo piensa Lesbianas Feministas en Red
.: Sexualidades
.: Tráfico y trata de personas
.: Violencia contra la mujer

MAPA DEL SITIO

SUGERENCIAS

Asistencia

Mujeres a bordo

Suscribirse

<teresita> Lee los comentarios

Dejanos tu comentario


Mirá las primeras firmas
en nuestro archivo


 

 

Artes

Un docuficción que incita a tomar “el toro por las astas”

Un diálogo con Susana Nieri

Especial para RIMA
Por Claudia Anzorena
(Las Juanas y las Otras, Mendoza)
Mendoza, 30 de mayo de 2006

susananieri

Susana Nieri, directora de "El toro por las astas", en el debate posterior de la exhibición en Mendoza. Foto: Claudia Anzorena.

El lunes 29 de mayo a las 19hs, en el marco de las actividades por el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, se realizó en Mendoza la presentación del docuficción, “El toro x las astas”. La actividad fue organizada por "Las Juanas y las Otras" y la Escuela Regional Cuyo de Cine y Video y convocada por Agrupación Florencia Fossatti, Vanguardia Queer, Movimiento Libertador José de San Martín, Mujeres Pobladoras (FEC), Sociedad Humanista Ética Argentina Deodoro Roca, Católic@s por el Derecho a Decidir, Acción Anarquistas, Mujeres de la CCC, Mujeres de la JCR. Contó con el auspicio del Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia de Mendoza y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNCuyo.
Con una sala repleta y superados los intentos de obstaculización de los grupos de siempre, se proyectó por primera vez la opera prima de la cineasta Susana Nieri. (A los minutos de comenzar la película se presentó un escribano público, en nombre del Lic. Eduardo Cattaneo, para labrar un acta para describir la actividad, ya que se sospechaba de estar promoviendo el aborto en un lugar público (¡!). El objetivo era impedir la actividad. Al no poder hacerlo, estas personas estuvieron presentes en la actividad, el Lic. Cattaneo con una filmadora siguió las intervenciones sin hablar. Esto no logró empañar el éxito de la proyección.)
Cuando finalizó la proyección el público permaneció en la sala para dialogar con la directora, desarrollándose un interesante debate, que se extendió casi hasta las 10 de la noche.
El eje de la película es el embarazo no deseado, y va recorriendo la diversidad de realidades que atraviesan mujeres de diferentes sitios en varias provincias del país, permitiendo ver un panorama de la situación argentina en relación a la salud reproductiva. Sin caer en el amarillismo ni en la sensiblería, a partir de una situación personal, va descubriendo a las otras, Susana va mostrando la dificultad de muchas mujeres para acceder tanto a una salud digna como a una maternidad deseada, tanto desde lo médico asistencial como desde lo cultural. A la vez que evidencia la impotencia o lo escabroso para aquellos y aquellas que desde diferentes ámbitos, desde el trabajo concreto, tratan de modificar esa situación, buscan dar algo mejor aunque los medios existentes siempre resultan insuficientes.
La importancia de este material es que se escuchan y se ven muchas voces, la de las mujeres, de las feministas, de las especialistas en género, de los médicos, de l@s funcionari@s de salud reproductiva, de las parteras, pero desde la posición de la no negación de esta realidad. Es decir, desde una posición política tomada de manera explícita. No es una película neutral, como me dijo Susana “Es que yo no creo en la objetividad. Yo creo que todo tiene que ver con quien lo mira, con quien lo analiza, con quien lo interpreta”.
La película me dejó la sensación de cómo lo personal necesita volverse político, como las situaciones de discriminación que viven las mujeres presiona para hacerse visible porque no da para más; y como lo político, en un sentido amplio, es la herramienta para el cambio, para luchar contra ese monstruo inmenso que es la desigualdad de clase, de género, de etnia, de cultura… El largometraje tiene un final abierto, nos interpela de manera concreta, nos invita a tomar “el toro por las astas”… y seguir en movimiento.
Es por esto que me sentí tentada a dialogar con Susana. A continuación quiero compartir la charla que tuve con ella.

Mendoza, 30 de mayo de 2006, mediodía de un día cálido de sol. Nos encontramos en la casa de Pato Chaves, directora de la Escuela de Cine de Mendoza e integrante de Las Juanas y las Otras.

Claudia_ Yo estaba pensando en que charlemos sobre el producto ya hecho. Vos dijiste en otra nota que el sentido de la película es social, hacer reflexionar, entonces ¿cómo es esto, cómo fue la presentación en Mendoza?

Susana_ Cuando terminás un proyecto que lleva tanto tiempo, es fuerte. Fueron cuatro años desde que arrancó la idea hasta hoy, cuando terminás la película, empezás una nueva etapa, que es justamente esto que estamos haciendo: la distribución, la difusión, el pensar a dónde se puede pasar, qué es lo que se puede hacer con esta película. Yo creo que el docuficción cumple una función social muy concreta. Ahora esa función social se concreta si una consigue fondos para hacerlo, que le abran puertas en distintos organismos, tanto gubernamentales como no gubernamentales, para poder mostrar el material. Esta es una realidad. Yo puedo tener toda la intención de que la vean todos los pibes y todas las pibas de la Argentina, pero eso cuesta mucho dinero, lleva mucho esfuerzo. Yo puntualmente creo que la película tiene distintos canales de distribución y difusión, uno son los canales televisivos, estamos en tratativas con canal de la Ciudad de Bs As, con Canal 7, todavía no tenemos una respuesta concreta , pero seguramente va a poder pasarse por ahí. Luego la película tiene un distribuidor que es Americine que desde ahí se podrá tocar otros canales, tanto de Argentina como de Latinoamérica. Ha habido una preventa con unos canales de Venezuela, también hemos conseguido un distribuidor para Europa. Y yo como directora a lo que más me estoy dedicando es en hacer proyecciones como las que hicimos ayer en Mendoza, que son situaciones especiales, esta vez fue por las actividades por el día de acción por la salud de las mujeres. Son lugares de reflexión, donde se proyecta la película y luego hay un debate, se puede hablar y aparecen un montón de cosas. Ahora me estoy yendo a pasarla al festival de Florianópolis, sábado y domingo. Y el día martes 6 de junio a las 18hs en el Salón Dorado de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, vamos a hacer una proyección...
Yo tengo un proyecto, que estoy terminando y lo quiero presentar a través de Nación. Quiero unificar Salud, con Cultura y Educación en lo posible. Con Cultura ya hablé y no tuve un no, tuve un “mirá vamos a ver la película, a ver qué podemos hacer, estamos abierto a trabajar estos temas”. Y ahora cuando vuelva a Buenos Aires he pedido una entrevista con Ginés (García).
Concretamente el proyecto se trata de poder utilizar la película, seccionarla, y poder trabajar durante todo un semestre o un año, con talleres en las escuelas, con chicos de 13 a 17 años. Poder trabajar con talleres, interdisciplinariamente, que se puedan mezclar el aspecto psicológico, filosófico, de género, sobre pedacitos de la película. Luego la idea es que los chicos puedan realizar cortometrajes, documentales, con todos estos temas que han visto en la película. O sea que la película les resulte un disparador, pero que todo lo que pudieron discutir, charlar, reflexionar, lo puedan internalizar a través de un material audiovisual. Porque es en el encuentro con lo realizativo cuando te cae la ficha...

Claudia_ Claro, lo que hablábamos ayer, no todo el mundo puede leer un folleto…

Susana_ sabemos que el tema de la lectura está totalmente desvirtuado, la gente no lee…

C_ A mi lo que me gustó es que yo tenía el título, tenía el epígrafe y después que vi la peli y que charlamos, estaba esta cuestión del “toro por las astas”. Desde el nombre mismo te llama a la acción, porque no se llama “la situación de las mujeres…”, no es algo meramente descriptivo, ir hasta el pueblito más chiquito, más alejado, pero no para describir la realidad solamente sino para decir “esta es la situación algo hay que hacer”. Eso es lo que me parece que logra la película.

S_ El título fue puesto por eso, con esa intención. Porque yo soy una mujer de acción, de entrarle a las cosas. A mi me pasa algo y hago una película. Yo creo que el arte, la situación de creatividad, es el mejor lugar donde uno puede decir lo que piensa, lo que siente. Porque intervienen un montón de cosas que no es sólo el decir verbal. Porque muchas veces las palabras se quedan cortas, no te alcanzan. Eso es el poder de lo audiovisual, se apaga la luz, se enciende la película y se terminan las discusiones, porque esa es la fuerza del documental, es la realidad, está ahí, es lo que está sucediendo. Y creo que la película trata de inducir justamente eso, a plantear situaciones que están, luego vos como espectador ves qué podes hacer con eso, sacá tus conclusiones, pensá, analizá, reflexioná, conversá y fijate, si te da para cambiar una mirada. Obviamente que la intención de una película es poder producir cambios.

C_ Vos empezás a partir de una serie de situaciones muy personales que te ocurrieron, cuestiones que forman parte de tu familia, de tu persona, y lo hiciste público, lo hiciste político.

S_ Bueno, eso fue una decisión también, por esto de terminar con la hipocresía, de terminar con esto de que estas cosas le suceden a la vecina de la esquina, que en nuestra familia no pasan. Me parece que en eso Freud es como muy claro, vos tenés dos maneras o lo negás o lo afrontás. Y la negación hace a una sociedad débil, a un ser humano débil, tanto mujer como hombre. Uno no puede pasarse la vida negando que las cosas suceden, uno no puede como individuo y no puede el Estado tampoco, ni puede la comunidad, ni los grupos, no puede nadie…. Yo creo que el conformar un país diferente tiene que ver con qué tipo de ciudadanos queremos construir, y creo que el debate, la reflexión, la charla, la integración del varón en estos temas también. Porque es lo que está pasando y es alucinante, el varón está… tiene que ver con las nuevas generaciones, son hijos de minas que ya de alguna manera se les produjo un crack en la cabeza. Entonces están como más acostumbrados, eso hay que aprovecharlo, esa apertura en nuestros nuevos jóvenes varones. No digo que sean todos pero antes no había ninguno, como tampoco son todas las mujeres. También hay que hacer un gran trabajo sobre la psiquis femenina y tirar abajo conceptos arraigados e instalados en nosotras mismas las mujeres, porque nosotras somos las que nos autocreemos de que DEBEMOS ser madres, que es TU obligación esto o lo otro.
Muchas veces desde el movimiento de mujeres y del trabajo de las mujeres que trabajamos con mujeres, la autocrítica es difícil de encontrar y yo creo que el feminismo como movimiento tiene que hacerse autocríticas también, porque hay cosas en las que nos hemos equivocado. En un momento Diana Malacorto dice: “el tener un cuerpo femenino no es garantía de nada” yo creo que es así, eso no es garantía que tengas una cabeza liberadora, de que creas en la unidad, y en la complementariedad, ni en la igualdad de derechos, ni de oportunidades. Creo que falta mucho todavía, pero lo que creo si, y en eso tengo una fuerte esperanza es que todas estas nuevas generaciones de varones vienen con otra cabeza y hay que aprovecharlo, y a veces son discriminados por sus pares, cuesta un montón tirar abajo un montón de cosas aprendidas y transmitir a lo largo de tantos años, son cambios culturales, subjetivos muy fuertes. Tenemos que ver cómo hacemos para integrar a este nuevo varón que mira de otra manera, que es el nuevo varón que queremos y que para ellos también implican un montón de cambios y están viendo cómo ubicarse con esta nueva mujer, que es diferente al estereotipo. Lo que pasa es que claro, en todo este mapa hay muchas realidades completamente diferentes, que esto que nos pasa a vos y a mi que ya hemos hecho este camino, hemos conseguido nuestro espacio, y estamos planteándonos lo del espacio conjunto con el varón, pero hay muchas mujeres para quienes esto no está ni pensado, porque su realidad es completamente distinta.

C_ Lo otro que me llamó la atención, es como en el documental vos no intentás ser “objetiva”, “neutral”, y esto de no poner “la otra voz” como muchas veces se hace, de poner un sacerdote o alguien que hable en contra de la anticoncepción y el aborto.

S_ En realidad porque no me parece que haya una sola campana. No hay “dos voces”, no son dos, hay un montón y lo que la película intenta es mostrar las distintas voces. No es lo mismo lo que piensa la señora que trabaja en la salita de Lavalle, a lo que piensa la psicóloga de Salta, o una mujer del movimiento de mujeres. No se puede generalizar porque no es un tema generalizable, porque las realidades de las personas son distintas, y tienen que ver con cómo fue su vida, su familia, su educación, su situación socioeconómico, en qué ambiente se crío. Hay un montón de cosas que son totalmente subjetivas, que pasan por todo un mundo que no es el analítico, que hace que una persona tome una decisión diferente de la otra persona, o que piense de una manera diferente que otra, por eso no se puede generalizar, por eso la intención de la película fue que hayan muchas voces, no dos, dos hegemónicas: la iglesia y los que están en contra de la iglesia. No, acá aparecen las Católicas por el derecho a decidir, que es una organización católica que defiende los derechos de las mujeres, que son sociólogas, trabajadoras sociales, que hablan de otro lado, y que separan las creencias, porque la creencias de las personas, son personales. Yo no soy católica, pero me fui a una escuela católica y fui modificando mis creencias a partir de cosas que me pasaron, de leer diferentes materiales, acercamientos a otras culturas. Yo creo que hay que perder miedo a lo distintos.

C_ Y cómo fue cuando llegaste, que estaba la sala llena, y el debate estaba enardecido… porque esta de Mendoza fue la primera proyección de la película.

S_ Yo estaba muy serena. Y creo que esa serenidad la traspasé al público, pero hubo una cuestión de corte energético. Cuando yo llegué me di cuenta claramente porque estaba escuchando, aparte yo me quede mucho atrás, que estaba un señor de pro-vida hablando de los 10 hijos. Yo soy muy respetuosa de eso, me quedé atrás escuchando, para poder entender un poco cómo se venía dando el debate. Cuando las chicas me presentaron, yo me senté… y en realidad yo no tenía nada que decir porque estaba la película, me presenté y dije si alguien quería hacer alguna pregunta, pero yo estaba tan serena, yo creo en el diálogo.

C_ ¿Pero vos esperabas este tipo de debates cuando te proyectabas antes de terminar la película?

S_ Si, yo sabía que iba a ser una película que iba a enardecer, a movilizar mucho, por el tema, ¿no? Pero lo que me parece positivo es que yo presenté dos work in progress, uno en Tucumán y el otro en Bariloche, dos lugares completamente distintos y lo que me pareció positivo es que toda la gente me agradece que haya hecho la película. Y es interesante como la gente empieza a hablar entre ella a partir de la película, yo no hablaba, y decían “yo creo que esa escena no tendría que estar” y la otra le contestaba “vos porque sos varón y no entendés…”, la finalidad de la película es esta, es que la gente pueda hablar abiertamente de estos temas, sacarse las caretas y escuchar al otro. Esto siempre te moviliza adentro, te produce algún cambio de perspectivas. Yo cambié, después de la película, un montón de cosas, prejuicios que una tiene o decisiones tomadas, conocí tres culturas distintas, las tobas, las mapuches, las coyas, hablé con mujeres pobres, filósofas, psicólogas, de la CTA, con hombres que laburan también en esto… obviamente una cambia y se transforma. Y si la gente reacciona de esta manera es porque se está necesitando estos tipos de materiales, de discusión. Yo estoy muy contenta con lo que produjo la película. Cuando una pone la cara con un material que hizo, también se movilizan cosas, porque tiene mucho de mi esta película, está mi familia, es mucha exposición. Pero justamente lo bueno es saber que vos estás colaborando con algo, que lo que estás haciendo está aportando un granito de arena a todo el trabajo que se vino haciendo y al gran trabajo que hay que hacer, que tienen que existir estos espacios de debate, y hay que actuar porque lo chicos cada vez más pronto acceden a la vida sexual. Y la realización de los documentales con los propios chicos es como el broche, el cierre.

C_ Este material me parece muy importante porque es como que te sentís identificada.

S_ Esa es otra cosa que las personas me han como devuelto de la película. El tema de la identificación. Con eso de que la película es tan abierta, tan rutera, que toca tantas realidades distintas, todas y todos en algún momento se han identificado con alguna frase, con algún gesto, con una mirada, con una situación, porque es algo que me dijeron, es fuerte, el tema de la identificación es fuerte. Y esto es algo que se trabaja desde lo audiovisual, es muy potente. Por esto esta insistencia de que exista desde lo institucional avales para las y los que queremos trabajar con estos temas que no son fáciles, que no es fácil conseguir financiación porque no son marketineras.

C_ Vos dijiste que tenías 80 horas de material y que era la primera de seis películas ¿cuáles son los otros temas que pensás abordar?

S_ La estructura del proyecto surge a partir del libro “La mujer completa” de Germaine Greer, que en realidad es un revisionismo del estado sociopolítico-cultural de las mujeres hoy, a principio de milenio. Y como que divide el libro en cinco grandes capítulos que a su vez tienen subtemas, que es un poco lo que plantea la película. “El Toro” plantea un eje principal que es embarazo no deseado, que es cruzado por un montón de aristas. Cada una de estas aristas se va a trasformar en una película, una tiene que ver con el cuerpo, otra con los estereotipos… son como grandes ejes que tocan un montón de otras cosas. La primera tiene que ver con el cuerpo de las mujeres, cómo se van remontando los estereotipos femeninos, desde cuándo aparece, cómo vienen siendo, cómo lo audio-escrito hoy sigue siendo como el cómplice principal de que siga instalado un estereotipo de mujer. Cómo se ayuda desde los medios de comunicación, desde las instituciones, desde la educación, desde todo a que se sigan manteniendo los estereotipos.

C_ Vos me decías ayer que querías comunicarte con gente de organizaciones sociales y no tanto institucionales para difundir...

S_ Creo que hay como una distancia entre las instituciones, o las mujeres que laburan en las instituciones, con las mujeres de las bases. Me parece, es sólo mi percepción. Me parece que hay una distancia entre las mujeres que están en distintos lugares de poder, que están en lo institucional, con las mujeres que están en el movimiento, en lo cotidiano, con la vecina de la esquina, y ni hablar de esa distancia con los medios audiovisuales y no sólo los de comunicación. Me gustaría presentarla en el Encuentro de Mujeres este año en Jujuy, por ejemplo. Lo que yo te decía, yo tengo muchos proyectos pero no hay ningún porcentaje de los programas que hagan referencia a producir elementos audiovisuales, pero no el típico spot para una campaña. Estamos hablando de otra cosa, de este proyecto que te digo, de una cosa más integral, que empiece con la visualización, que siga por los talleres, por la concientización, por los trabajos prácticos, y que termine esa persona pudiendo llevar eso a un elemento audiovisual propio, porque con la apropiación del discurso es que uno cambia.

- FIN -

 

© 2001-2005
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección que se detalla. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.
© Ana Inés López-Accotto, abril de 2001.
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/artes/toro-nieri_canzorena.html