red informativa de mujeres de argentina
INICIO Nosotras hipolita

.: Aborto/Despenalización
.: Abuso sexual infantil
.: Acciones
.: Anticoncepción Emergencia
.: Artes
.: Biblioteca Legal
.: Calendario
.: Colisteras
.: Columnas
.: Derechos
.: Derechos económicos, sociales y culturales
.: Derechos sexuales y reproductivos
.: Dossieres
.: Encuentros
.: Feminismos
.: Infancia y adolescencia
.: Libros
.: Links
.: Medios
.: Arrimadas
.: Opinión
.: Protagonistas
.: Salud
.: Safo piensa Lesbianas Feministas en Red
.: Sexualidades
.: Tráfico y trata de personas
.: Violencia contra la mujer

MAPA DEL SITIO

SUGERENCIAS

Asistencia

Mujeres a bordo

Suscribirse

<teresita> Lee los comentarios

Dejanos tu comentario


Mirá las primeras firmas
en nuestro archivo


Estadísticas:

Noticias


 

 

Derechos

50-50 para el 2005

Por el equilibrio en la representación mundial

 

Estimadas amigas:

 

Les estoy haciendo llegar la invitación para el lanzamiento de la "Campaña 50-50 para el 2005: Por el equilibrio en la toma de decisiones" que estamos iniciando en Argentina el próximo martes 1 de agosto. Pensé que tal vez les interesaba organizar algo similar en sus países.

Quedamos en contacto. Muchas gracias.

Cordialmente María José Lubertino

Presidenta

Instituto Social y Político de la Mujer

21 de julio de 2000

 

50 -50 para el 2005:

Por el equilibrio en la representación mundial

Declaración de la Campaña

 

En 1995, durante la Cuarta Conferencia sobre la Mujer, 189 gobiernos se comprometieron a "tomar medidas para asegurar el acceso igualitario de todas las mujeres y su plena participación en las estructuras de poder y de toma de decisión" y a "incrementar las posibilidades de las mujeres para participar en la toma de decisiones y el liderazgo". Para lograr estos objetivos estratégicos, la principal acción que ellos se comprometieron a realizar fue la de "llegar a la meta del equilibrio de género en los cuerpos gubernamentales y en los comités así como en las entidades de la administración pública y en el sistema jurídico, incluyendo fijar objetivos específicos e implementar medidas que incrementen sustancialmente el número de mujeres en puestos de toma de decisión, con miras a obtener igual representación entre hombres y mujeres y, de ser necesario, por medio de acciones positivas, en todas las posiciones del gobierno y de la administración pública".

Cinco años después, las mujeres siguen enfrentando la casi total falta de representación en las posiciones más altas de la estructura de toma de decisión del gobierno, del sector privado, del Poder Judicial, de los medios de comunicación y de las instituciones académicas. Organizaciones regionales e internacionales, incluido el sistema de las Naciones Unidas, han tenido un fracaso similar en el logro del equilibrio de género. Las instituciones de Bretton Woods, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial tienen pocas mujeres ocupando lugares importantes dentro de sus estructuras de toma de decisión y las mujeres continúan reuniendo información y movilizándose contra las consecuencias negativas que las políticas de dichos organismos tienen en las mujeres, niñas y niños de los países en vías de desarrollo.

En 1995, las mujeres ocupaban sólo el 10% del total de los lugares de poder. Hoy, las mujeres son apenas el 12.7% del total de las personas que conforman los parlamentos, según información recopilada por la Unión Interparlamentaria Mundial, lo cual significa un aumento anual de 0.5%.

A pesar de que las mujeres tienen mayores oportunidades de ser elegidas a nivel local, que es donde ellas empiezan sus carreras políticas antes de avanzar hacia la política nacional, sólo unos cuantos cuerpos legislativos locales han alcanzado un porcentaje del 30% de mujeres. Entre dichos países se encuentra la India, donde por disposiciones legales una tercera parte de sus parlamentarios/as debe estar integrada por mujeres, y Namibia, donde las mujeres cuentan con el 42% de las posiciones de representación local. El porcentaje de mujeres a cargo de Secretarías es del 14% y se encuentran concentradas principalmente en áreas sociales. Aquéllas que ocupan posiciones en el área legal (9.4%), política, o ejecutiva (menos del 5%) continúan siendo demasiado escasas.

Como primer paso para alcanzar el equilibrio entre hombres y mujeres en las posiciones de toma de decisión, esta campaña exige a los gobiernos que trabajen para alcanzar "que se establezca una cuota mínima del 30% del total de los lugares para las mujeres en los cuerpos legislativos, gabinetes ejecutivos y secretarías así como en las autoridades locales para el año 2003 y una representación igualitaria entre hombres y mujeres para el 2005". Esto se encuentra resumido en nuestro eslogan "50 - 50 para el 2005, Por el equilibrio en la representación".

Barreras de corte estructural y cultural impiden la participación total e igualitaria de las mujeres en los procesos de toma de decisión. Los estereotipos de género y las actitudes discriminatorias son un serio obstáculo para la participación política de las mujeres. De igual forma, el tipo de sistema electoral y las leyes respecto al financiamiento de campañas limita las oportunidades políticas de las mujeres.

Para resolver esto, la Plataforma de Acción de Beijing hace un llamado a los gobiernos a "revisar las diferencias y el impacto de los sistemas electorales en la representación política de las mujeres en los puestos de elección y a considerar, donde sea apropiado, el ajuste o reforma de dichos sistemas". También alienta a los partidos políticos a "integrar mujeres en todos los espacios, incluyendo posiciones de elección pública, en la misma proporción y en los mismos niveles que los hombres".

La revisión a cinco años de la Plataforma de Acción muestra que los países que han aplicado los sistemas de cuotas en los espacios de toma de decisión -incluyendo las instancias gubernamentales, los parlamentos nacionales y los partidos políticos- han experimentado un incremento significativo en la representación de las mujeres. Esto se aplica no sólo a Europa sino también a Latinoamérica, África y Asia. En Europa Occidental, países que tienen mayor cantidad de mujeres en el Parlamento tienen partidos políticos que han introducido las cuotas: Suecia (42.7%), Dinamarca (37.4%) y Noruega (36.4%). De acuerdo al número de mujeres representadas en el Parlamento, Sudáfrica pasó del lugar 141 en 1994 al lugar número 8 en 1999 según información obtenida por la Unión Interparlamentaria Mundial.

Reconocemos que los números son necesarios pero no son la única condición para que las mujeres accedan a la participación igualitaria, activa e informada en la toma de decisiones de corte económico, político o social. Sin embargo, hay evidencias de que cuando números significativos de mujeres se insertan en los espacios de toma de decisión, temas como el cuidado de los y las niñas, la violencia contra las mujeres y el trabajo no remunerado se convierten en temas prioritarios para quienes formulan las políticas.

En Noruega, las mujeres que forman parte del Parlamento impulsaron "políticas de atención" demandando al Estado el incremento de los servicios gubernamentales para la atención de niñas y niños. Extendieron el periodo de atención después del nacimiento de hijas/os, introdujeron opciones más flexibles para los horarios de trabajo y aumentaron los derechos de la pensión por trabajo no remunerado. En Sudáfrica, por medio de los esfuerzos de las mujeres parlamentarias se introdujo el "presupuesto de las mujeres" para analizar y ver que en el presupuesto de los gobiernos se había insertado la perspectiva de género y se había asignado recursos para la atención de las necesidades de las mujeres.

Nosotras nos unimos a grupos de mujeres alrededor del mundo declarando nuestro compromiso por el "50 - 50 para el 2005, Por un equilibrio en la representación". Será sólo cuando un gran grupo de mujeres, en toda su diversidad y en cada país del mundo, ocupe posiciones de toma de decisión en todos los niveles -incluido el internacional- que los temas con perspectiva de género sean incluidos en la agenda política y así los objetivos de igualdad, paz y derechos humanos para todos y todas puedan alcanzarse en el siglo 21.

 

Instituto Social y Político de la Mujer

 

Cuotas

Hoja Informativa No. 1

Instituto Social y Político de la Mujer

 

Campaña 50-50 para el 2005

 

Las respuestas de los gobiernos al Cuestionario de las Naciones Unidas[1] sobre la revisión y evaluación de la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing muestran que los países que han aplicado el sistema de cuotas en los cuerpos de toma de decisión, los parlamentos locales y nacionales y los partidos políticos, experimentan un significativo incremento en la representación de las mujeres. Esto resulta cierto no sólo en Europa sino también en África, Asia y América Latina.

En el documento propuesto por el Comité Preparatorio para la Reunión Especial de la Asamblea General, los gobiernos aseguran que las cuotas pueden usarse para aumentar la participación política de las mujeres. En el párrafo 100a de la sección 4, los gobiernos se comprometieron a "establecer y alentar el uso explícito a corto y largo plazo de metas estrechamente relacionadas o de objetivos cuantificables, incluyendo, en donde sea apropiado, cuotas para promover el progreso en torno al balance de género incluyendo el acceso pleno e igualitario de las mujeres, sobre la base de la igualdad con el hombre en todas las áreas y a todos los niveles de la vida pública, especialmente en puestos de decisión y elaboración de políticas, en partidos políticos y en actividades políticas, en todos los ministerios o secretarías del gobierno y en instituciones clave dedicadas a la elaboración de políticas, así como en los cuerpos locales de desarrollo y en las autoridades".

En términos de números transparentes, sin lugar a dudas las cuotas incrementan el número de mujeres en posiciones de toma de decisión.

En seis naciones (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Holanda e Islandia) hay mujeres en cuando menos una tercera parte de las posiciones en las Cámaras de Legisladores/as. Todas estas naciones tienen algún tipo de sistema de cuotas para incrementar la representación de las mujeres.

Más dinámico es el caso de Sudáfrica, que brincó del lugar 141 en 1994 al 9 en el 2000 por el número de lugares asignados en la Asamblea Legislativa a las mujeres después que el Congreso Nacional Africano adoptara una cuota del 30% de candidatas mujeres. Actualmente, 29.8% de los lugares de la Cámara baja son ocupados por mujeres.

Varios países han puesto leyes que reservan posiciones para las mujeres en los cuerpos legislativos locales y nacionales:

Bangladesh (30 lugares de 330)

India (1/3 de los lugares de las Consejerías de las Villas o Pahchayat)

Tanzania (15% de 225 lugares)

Eritrea (10 lugares de 105)

Uganda (un lugar por cada 39 distritos)

En América Latina, leyes nacionales exigen a los partidos políticos del 20 al 40 por ciento de las candidaturas a mujeres: Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Sistemas de mínimos lugares asignados a mujeres han sido implementados también a nivel subnacional. Por ejemplo, las reglas sobre las cuotas adoptadas en muchas de las provincias argentinas y en algunos estados mexicanos.[2]

Algunos de los sistemas de cuotas más celebrados en el mundo son acciones informales, dirigidas por partidos: el Partido del Congreso Nacional Africano de Sudáfrica instituyó un sistema de cuotas que reserva para las mujeres el 30% de las posiciones del parlamento y el 50% de las candidaturas de los gobiernos locales.

Algunos países europeos -incluyendo Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Suecia y el Reino Unido- tienen partidos políticos comprometidos a usar cuotas con porcentajes fijos para candidaturas de mujeres.

En Francia, para rectificar la baja representación de las mujeres en la Asamblea Nacional (10%), en el Senado (5%), en las asambleas locales (5%), en los municipios o distritos electorales (20%) y en las alcaldías (7%), un mandato constitucional fue introducido en junio de 1999. Éste otorga una representación del 50% para las mujeres en todas las asambleas y en cada elección subsecuente. Una ley fue aprobada mandando "resultados obligatorios", o sea 50% en las elecciones locales del 2001 y en la Asamblea Nacional para el 2002. Los partidos políticos que no incluyan el 50% de mujeres en sus listas enfrentarán sanciones financieras tales como la reducción de su presupuesto de campaña y del financiamiento y apoyos del gobierno.

Las cuotas también pueden ser utilizadas en otras posiciones de corte ejecutivo y administrativo.

La ley de Finlandia requiere que por lo menos el 40% de cada sexo esté representado entre los miembros de varios cuerpos de toma de decisión y avanzar de un incremento de mujeres del 25% en 1980 hasta un incremento del 48% en 1996.

Sistemas de cuota similares han sido implementados en Dinamarca.

 

Referencias

1. Reporte del Secretario General, Enero 19 de 2000.

2. Mala N. Htun, "Women in Political Participation and Leadership in Latin America" Issue Brief, Women's Leadership Conference of the Americas, November 1998 (http://www.iadialog.oeg)

 

 

 

Mujeres Construyendo el Cambio

Hoja Informativa No. 2, 21 de julio del 2000

Instituto Social y Político de la Mujer

 

Campaña 50-50 para el 2005

 

Los números son necesarios pero no son una condición suficiente para hacer que las mujeres logren una participación igualitaria, activa e informada en la toma de decisiones de los ámbitos económico, político y social. Sin embargo, hay información de que cuando existe una masa crítica (al menos un 30%) de mujeres en los cuerpos legislativos, no sólo se les da prioridad en la agenda política a los temas relacionados con las mujeres sino que son actuados por las personas encargadas de elaborar políticas.

En Suecia, donde las mujeres ocupan 149 de los 349 (42.7%) de los lugares en el Parlamento[1] y 9 de los 11 lugares en el gabinete de ministras/os, incluyendo los lugares de los Ministerios de Asuntos Exteriores, de Justicia y de Agricultura, temas como el cuidado y atención a la infancia y el de la igualdad de oportunidades han ganado importancia.

El Acta Sueca de Atención y Cuidado a la Infancia y el Acta Nacional de Seguros de sobre los Beneficios de los Padres otorga un total de 450 días destinados a la orientación de los y las hijas y al cuidado infantil. La mitad del tiempo es asignado a la madre y la mitad al padre. El nivel de compensación por estos días es del 57% del ingreso bruto por 375 días. Todos los padres tienen la posibilidad de ausentarse de sus trabajos por 10 días gozando de las prestaciones para padres cuando un hijo/a nace.[2]

El parlamento suizo lanzó el Acta sobre la Igualdad de Oportunidades que promueve la igualdad de derechos para hombres y mujeres en torno al empleo, las condiciones de trabajo y de oportunidades para el desarrollo personal durante el trabajo.[3]

En Noruega, donde las mujeres poseen 60 (36.4%) de los 165 lugares del Parlamento,[4] las "políticas de atención" han desarrollado con lineamientos particulares las responsabilidades de los estados respecto a la provisión de oportunidades para las mujeres que combinen sus obligaciones durante la maternidad con el derecho a la independencia económica.[5] Dichas políticas incluyen:

Incrementar los servicios públicos de atención de los y las niñas, y extensiones del periodo paterno de atención después del nacimiento de hijas/os.

Opciones más flexibles para los horarios laborales a través de la administración del tiempo de trabajo.

Impulsar los derechos a recibir pensión para los servicios de atención y cuidado no remunerados.

Incrementar los beneficios a la infancia para las familias que no cuentan con servicios públicos de atención a la salud de los y las niñas.

En Sudáfrica, donde las mujeres poseen 120 de los 200 (30%) lugares de la Asamblea Nacional[6] y 9 de los 29 lugares dentro del gabinete (27.58%), las mujeres del parlamento han jugado un papel importante en el cabildeo de:[7]

La ratificación de la CEDAW sin reservas en diciembre de 1995.

El reconocimiento de la importancia del Día Nacional de la Mujer (9 de agosto) y que se declarara fiesta pública.

El establecimiento de estructuras que protegen y promueven la equidad de género incluyendo la Comisión de Equidad de Género, la Oficina del Estatus de la Mujer, el Comité Parlamentario para el Aumento en la Calidad de Vida y del Estatus de la Mujer, y el Caucus de Mujeres Parlamentario.

La promulgación por el Término Voluntario del Embarazo y el Acta de Violencia Doméstica.

La introducción del proceso del "presupuesto de las mujeres", que apunta hacia un análisis del presupuesto del gobierno desde una perspectiva de género con la intención de presionar a los gobiernos a destinar fondos para el empoderamiento y desarrollo de las mujeres.

En la India, donde el Acta Panchayat Raj reserva el 33% de las tres filas de palcos para las mujeres (la Consejería de la Villa, la Consejería del Grupo de Villas y la Consejería del Distrito), hay ahora cerca de un millón de mujeres líderes a niveles locales.[8]

En el distrito de Dehra Dun, al norte de Uttar Pradesh -el Estado más grande de la India, con una población de 170 millones de personas- hay cerca de 119 mujeres presidiéndolo, 34 de las cuales son iletradas, mientras otras 40 nunca llegaron más allá del 8o. grado. Pero ésta no es una seria desventaja. Ellas han obtenido fondos para construir una red de caminos y drenajes de concreto de cuatro pies de ancho en Enfield Grant.[9]

Un asentamiento nuevo de mujeres en Panchayati Raj, dirigido por el profesor Susheela Kaushi, del Centro de Estudios sobre la Mujer de la Universidad Delhi, revela que la corrupción ha disminuido y la transparencia aumentado grandiosamente debido a la participación de las mujeres en los panchayats.[10]

 

Referencias

1. "Women in National Parliaments, Situation as of November 10, 1999". Datos de la Unión Interparlamentaria (Interparliamentary Union Data, -IPU-)

2. Kalliope Migirou, "Towards Effective Implementation of International Women's Human Rights Legislation" En: Women in Parliament: Beyond Numbers, pp 208-029.

3. Ibid.

4. Datos del IUP.

5. Hege Skjeie, "Credo on Difference - Women in Parliament in Norway". En: Women in Parliament,: Beyond Numbers, p.186.

6. Datos de la Unión Interparlamentaria (Interparliamentary Union Data, -IPU-), Noviembre de 1999.

7. Mihloti Matye, Participation in Elections as a Strategy - The South Africa Experience", Estudio de Caso editado por WEDO.

8. Suchita Vemuri "The Panchayats of India".

9. Ranjit Dev Raj, "Empowering Women from the Grassroots Up". En la Revista "Choices, The Human Development Magazine", Marzo de 2000, pp. 20-21.

10. Ibid.

 

Instituto Social y Político de la Mujer

Integrante de la Red Latinoamericana y Caribeña para la Paridad en la Toma de Decisiones

Av. Callao 741 - 1º "1"

(1023) Buenos Aires, Argentina

Tel. (54-11) 4812-1395

Fax: (54-11) 4813-2654

ispm@netizen.com.ar

http://www.ispm.org.ar

 

© 2001-2005
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección que se detalla. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/derechos/5050.html
Fecha de actualización en RIMAweb: 5-05-2005