8 de marzo

Día Internacional de la Mujer

"Apoyemos los Derechos de las Niñas"

 

 

Este año FEIM se adhiere a la iniciativa de CIPAF (República Dominicana) y la Casa de la Mujer (Rosario, Argentina) de focalizar las actividades del Día Internacional de la Mujer en las Niñas. La temática de los derechos de las niñas fue enfatizada en la última Sesión de Naciones Unidas sobre la Infancia y se abordará en la Primera Sesión Especial sobre el VIH/SIDA, donde la niña y sus problemas específicos serán tratados.

 

La niña suele ser objeto de la mayor discriminación desde las primeras etapas de su vida en comparación con los niños y los/as adolescentes. Su situación de inferioridad se refleja en la negación de sus derechos y necesidades fundamentales. Las niñas suelen ser consideradas inferiores a los niños, tanto en el seno del hogar como en la sociedad en su conjunto. Generalmente se les enseña a ponerse siempre en el último lugar, con lo que disminuye su confianza en sí mismas y su capacidad para alcanzar el pleno desarrollo de sus posibilidades como seres humanos.

 

La violencia contra la niña y contra la mujer sigue siendo un problema persistente que adopta muchas formas, incluidas la explotación y el abuso sexual, la violación, el incesto, la prostitución, la utilización de niñas en la pornografía, la trata de niñas, y la prácticas tradicionales dañinas como la mutilación genital de las niñas y las mujeres.

 

En general, el promedio de asistencia de la niña a la escuela es inferior al del niño. Una de las principales razones por las que muchas niñas no asisten a la escuela es la carga de trabajo que tienen dentro y fuera de la familia. A menudo se retiene a las niñas en el hogar para realicen quehaceres domésticos, porque no se reconoce el valor social y económico de educar a las niñas. Sin acceso a la educación, las niñas se ven privadas de los conocimientos y habilidades necesarias para mejorar su situación.

 

El VIH ha registrado un marcado aumento en el número de niñas afectadas, las adolescentes pobres son especialmente vulnerables porque su condición social a menudo las obliga a tener relaciones sexuales sin protección. Las consecuencias del VIH/SIDA no se limitan a los sufrimientos y la muerte de niñas y mujeres adolescentes, sino que implican graves impactos en las familias, incluyendo la tragedia de los "huérfanos del SIDA".

 

Las políticas de salud deben enfrentar el problema de niñas y adolescentes mujeres mediante su participación en el diseño e implementación de mecanismos de prevención y acompañamiento, conforme a su realidad social y cultural, en el marco de los derechos sexuales y reproductivos y la educación para la salud. La sensibilización respecto a la necesidad de suministrar información, orientación y servicios a las adolescentes en relación con las enfermedades de transmisión sexual, así como la salud reproductiva y sexual, es cada vez mayor.

 

Para eliminar la discriminación contra las mujeres y las niñas y mejorar su condición social es fundamental la participación de las niñas y las adolescentes en todas las esferas de la vida, incluido el proceso de toma de decisiones.

 

La Convención sobre los Derechos del Niño -CDN- y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer -CEDAW- reconocen que los/as niños/as y las mujeres tienen necesidades especificas que la sociedad ha abandonado o descuidado, un abandono que es a la vez una causa y un resultado de las formas concretas de discriminación que sufren estos grupos. Ambas Convenciones constituyen instrumentos jerárquicos en la formulación de los derechos al afirmar que las niñas y las mujeres son "sujetos de derechos" y no objetos.

 

Es necesaria una estrategia integral que promueva y proteja los derechos de las niñas, comenzando desde la más temprana infancia, para construir políticas publicas y estrategias de promoción y concientización que aseguren la autoestima y la valoración social de las mujeres y niñas, y les permita prepararse y adquirir las herramientas necesarias para participar de manera activa en las decisiones que las afectan a ellas y a la sociedad en su conjunto. Para ello, resulta necesario replantear las relaciones de género desde la infancia y transformar las relaciones jerárquicas entre varones y mujeres. Así, garantizar los derechos de las niñas significa asegurar los derechos de las mujeres de mañana.

 

 

Buenos Aires, 8 de marzo 2001

© 2002
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/infancia_adolescencia/feim1.html
Fecha de publicación en RIMAweb:
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección antedicha. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.

 

Volver a Infancia y Adolescencia

Volver a Derechos

Volver a página principal