SAFO PIENSA

Ver postal enviada por Mariana

Cuerpo y alma

 

 

 Qué queremos hacer, cómo queremos construir una comunidad, pero una

comunidad que sólo se basaría en el intercambio de e-mails... porque casi la

mayoría de nosotras sólo nos conocemos vía e-mail...

 

y pensaba hoy... qué tal si jugamos a eso... a realmente apoderarnos de un

espacio que es único mienstras cada una de nosotras le de eso único: la voz,

o en este caso las letras... que en este caso son negro sobre blanco...

 

Cómo queremos las mujeres, y en este caso las mujeres lesbianas apropiarnos de este

espacio ciber... lo queremos hacer como el modelo patriarcal.. o lo queremos

ir haciendo desde otros espacios de pensamientos...

Es verdad que la acción es importante... y como activista (reciente a decir verdad) lo sé... pero qué tal pensar en esto: una lista de correo está

conformada por personas a las que nunca conoceré salvo contadísimas

excepciones... y esas personas no piensan igual que yo... y no tienen que estar hablando todo el tiempo, o no tienen porque comportarse como en el mundo real, cuando este es otro mundo... en donde queremos ser

respetuosas... pero donde quizá la clave se el juego, re-pensar las

posibilidades de un espacio llamado lista de correo.

 

Yo quiero empezar a jugar otro juego... quiero leerlas y que me lean... y

sin órdenes, con los tiempos propios...

-gdc-

 

 

 

 

ciber-hogar 

 

 

XIII (DEDICATORIAS)

 

Sé que estás leyendo este poema

tarde, antes de dejar tu oficina

de la única lámpara amarillo intenso y la ventana que se va oscureciendo

en la lasitud de un edificio fundido al silencio

mucho después de la hora pico. Sé que estás leyendo este poema

parada en una librería lejos del océano

en un día gris del principio de la primavera, débiles copos arrastrados

por los enormes espacios de las planicies a tu alrededor.

Sé que estás leyendo este poema

en una habitación donde demasiado ha sucedido como para que lo soportes

donde las sábanas se enroscan estancadas en la cama

y la valija abierta habla de huida

pero todavía no podés irte. Sé que estás leyendo este poema

mientras el subterráneo pierde velocidad y antes de subir corriendo las

escaleras

hacia una nueva clase de amor

que tu vida nunca permitió.

Sé que estás leyendo este poema a la luz

de la pantalla del televisor donde imágenes sin sonido se sacuden y deslizan

mientras esperás el noticiero de la intifada.

Sé que estás leyendo este poema en una sala de espera

de ojos encontrados y que no se encuentran, de identidad con extraños.

Sé que estás leyendo este poema con luz fluorescente

en el aburrimiento y la fatiga de jóvenes contados,

que se descuentan a sí mismos, a una edad demasiado temprana. Sé

que estás leyendo este poema con tu vista debilitada, los gruesos

lentes agrandando estas letras más allá de todo significado y sin embargo

seguís leyendo

porque hasta el alfabeto es precioso.

Sé que estás leyendo este poema caminando por la cocina

calentando leche, un bebé llorando sobre tu hombro, un libro en tu mano

porque la vida es corta y vos también tenés sed.

Sé que estás leyendo este poema que no está en tu idioma

adivinando algunas palabras mientras otras te hacen seguir leyendo

y quiero saber cuáles son esas palabras.

Sé que estás leyendo este poema escuchando, desgarrada entre la amargura y

la esperanza

volviendo una vez más a la tarea que no podés rehuir.

Sé que estás leyendo este poema porque ya no queda otra cosa que leer

ahí donde aterrizaste, desnuda como estás.

 

1990-1991

Adrienne Rich

An Atlas of the Difficult World

traducción para safo_piensa: G.Adelstein, 2001