Red Informativa de
Mujeres de Argentina

Violencias

Secciones

 

Para RIMA
Fuente: Los Andes 10/12/2003 Mendoza


Antes de irse, Iglesias redujo a la mitad la condena de Claudia Sosa

Gisela Manoni gmanoni@losandes.com.ar


La historia de Claudia Sosa, que conmovió y generó polémica en igual medida
entre los mendocinos, ayer sentó un precedente histórico. En una de sus
últimas medidas como gobernador, Roberto Iglesias firmó el decreto que
redujo a la mitad la pena de quince años de prisión a la que la sentenció la
Séptima Cámara del Crimen.
Ahora, Claudia (22) deberá cumplir una condena de siete años y medio. Sin
embargo, tiene grandes posibilidades de acceder -a mediados del 2004- al
régimen de trabajo extramuros, ya que existen varios informes que dan cuenta
de su buena conducta en el penal.
Contenta y con nerviosismo, la joven recibió la noticia y la compartió con
sus compañeras de prisión. Sin embargo, prefirió no hablar con la prensa
hasta ser notificada oficialmente sobre la resolución gubernamental, que la
tuvo en vilo estos meses.
En la madrugada del 1 de marzo de 2001, Claudia mató a su esposo
policía -Eduardo Quiroga- tras haber sido víctima de sus maltratos y
violaciones en reiteradas oportunidades, conforme se certificó en el juicio.
En su momento, y aunque atendió a la situación de violencia familiar, la
Séptima Cámara del Crimen decidió agravar en cinco años la pena por haber
utilizado un arma de fuego.
“Consideramos que no hubo premeditación, era un elemento común en su casa
debido a la profesión de su marido”, justificó Roberto Grillo, el futuro
ministro de Justicia y Seguridad. Este fue uno de los puntos que pesó en la
decisión de Iglesias. Según Grillo, el Gobernador “interpretó que no se
trataba de un homicidio simple, pero tampoco podía promocionar un caso de
justicia por mano propia”.
En busca de ese equilibrio, el mandatario provincial descartó la posibilidad
del indulto (perdón total de la pena) y decidió rebajar la sentencia a siete
años y medio, avalado en la facultad que le otorga la Constitución.
“Hace más de 40 años que no se daba una reducción de esta magnitud y en un
caso tan particular”, comentó entusiasmado el abogado de Sosa, Pablo
Salinas. El letrado manifestó que “es un gran logro”, aunque confesó que
tenían mayores expectativas.
En realidad, los defensores habían comenzado a gestionar un recurso
extraordinario en la Corte Suprema de la Nación y, aunque tenían el dictamen
favorable del Procurador de la Nación, el trámite les habría demorado no
menos de dos años.
Los ritmos se agilizaron para Claudia. El próximo paso de sus abogados será
computar la pena y pedir que se aplique una reducción progresiva, sostenida
en su buena conducta. Según Grillo, esto podría darse desde marzo del 2004,
mes en que cumple tres años de prisión. Así -al principio- podría obtener el
permiso para trabajar extramuros y volver a dormir en un establecimiento de
la Dinaadyf, para luego obtener la libertad condicional.
Desde que tomó estado público, el caso Sosa se convirtió en referencia para
las mujeres que sufren maltrato o violaciones intra-hogar y nadie niega que
esta repercusión social orientó la decisión de Iglesias. Incluso Claudia ha
dicho que quiere trabajar ayudando a víctimas de violencia cuando salga del
penal.
Las perspectivas son muy distintas para la familia del agente Eduardo
Quiroga. “Es rara y nos demostró tener doble personalidad, quien te asegura
que no volverá a hacer lo mismo”, sostuvo la hermana del policía asesinado,
Alejandra Quiroga.
Desde su casa de San José (Guaymallén), la familia Quiroga se quejó de que
Iglesias “jamás” aceptó sus pedidos de audiencia, donde podría haber
conocido la otra versión. “Mi hermano jamás presentó síntomas de ser
violento, por eso creemos que ella miente”, agregó Alejandra.

 


“Ahora es importante que logre integrarse”

“Ahora es importante que Claudia salga, que trabaje, que logre integrarse a
la sociedad”, comentó Nora Llaver de la organización Las Juanas y las otras.
Las dirigentes de este grupo -que lucha por la reivindicación de la mujer-
fueron las primeras en ratificar la noticia a Claudia y aseguran que
seguirán luchando hasta que logre la libertad definitiva.
Ellas han seguido de cerca el caso y hasta han organizado -con éxito-
movilizaciones y hasta obras de teatro por la causa de la joven Sosa. “No es
que defendamos un homicidio, sino que este caso se volvió un emblema del
calvario que viven algunas mujeres y la ineficacia de las instituciones
públicas para contenerlas”, dijo Rosana Rodríguez. El comentario alude a lo
testimoniado por Sosa, quien dijo haber intentado denunciar a su esposo en
varias oportunidades y que los policías no le dieron crédito.
Rosana dijo estar sorprendida con la repercusión que ha tenido este caso y
los llamados que hoy reciben pidiendo asesoramiento y ayuda. “Esta
exposición pública de un problema privado, le sirvió a muchas mujeres para
optar por hacer la denuncia”, acotó Rodríguez.


© 2002-2003
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/violencias/claudia_sosa_mitad_pena2.html
Fecha de actualización en RIMAweb: 15-07-2004
Palabras clave: mujeres y medios, medios de comunicación masiva, mujeres y redes de comunicación, libertad de prensa.
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección antedicha. Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.

 


   
   

© 2002-2003
RIMA: Red Informativa de Mujeres de Argentina
URL de este archivo: http://www.rimaweb.com.ar/acciones/index.html
Fecha de actualización en RIMAweb: 15-07-2004
Puede reproducirse en internet citando la fuente y/o directamente linkeando a la dirección antedicha.
Para publicación en papel por favor comunicarse con la autora o el autor.